• ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

LUBRICANTES

El sexo debería ser siempre una actividad placentera y divertida. Lamentablemente puede darse el caso de que esto no sea siempre así. Uno de los problemas más habituales durante la actividad sexual es la falta de lubricación. Ya sea por razones físicas o psicológicas, la lubricación natural no es siempre fácil. ¿Te preguntas por qué no sientes placer al masturbarte, durante la penetración o el sexo anal? Es más, puede que te resulte incluso doloroso. Lo más probable es que no estés bien lubricado/a. Aquí es donde el papel del lubricante se vuelve esencial. Este producto te ayudará a reducir la fricción entre los genitales, lo que hará que la penetración no sea dolorosa, evitando el “rechazo” ante esa situación.

LUBRICACIÓN FEMENINA

Si eres mujer, ¿por qué no logro estar lubricada? Muchas mujeres se hacen esta pregunta. Es una preocupación muy común. Si estoy excitada, ¿cómo es que no estoy mojada? ¿Se trata de algún problema que tengo? ¿Es mi culpa? A su vez, la pareja puede sentir esa misma presión; ¿estoy haciendo algo mal si no logro que mi compañera se excite?

La sequedad vaginal puede deberse a múltiples motivos. Muchas veces se trata de una causa psicológica. La presión de pasárselo bien y disfrutar. El estrés por complacer a tu pareja o el miedo a hacer el ridículo pueden ser factores para que tu cuerpo no se lubrique como debe.

LUBRICACIÓN MASCULINA

También pueden surgir problemas parecidos ante la penetración anal en relaciones homosexuales, pero que a continuación podrás comprobar que son fáciles de resolver.

Antes de nada, no debes preocuparte. La necesidad de un lubricante es perfectamente normal. Si notas que no disfrutas de la interacción sexual porque no tienes lubricación, no sientas vergüenza y házselo saber a tu pareja.

No te olvides que la comunicación es la clave. Hazle saber a tu compañero todas estas preocupaciones. No crees expectativas y prueba diferentes cosas hasta descubrir qué es lo que te gusta y qué es lo que no. Que el no tener lubricación no se convierta en motivo de estrés, ya que ¡para eso están los lubricantes!

Sin embargo, en la mujer, la causa también puede ser física. Con el paso de los años es cada vez más difícil lograr esa lubricación natural y la sequedad vaginal se vuelve muy común. ¡La edad no tiene que ser motivo para dejar de tener sexo y pasárselo bien! Así mismo, la falta de lubricación puede deberse a otras causas físicas además de la edad, tales como infecciones o el efecto secundario de algunos medicamentos.

LUBRICANTES PORQUE SI

Pero el uso del lubricante no está limitado a situaciones en las que no es fácil conseguir esa lubricación natural. ¡Qué va! Puede ser una buena forma de experimentar cosas nuevas.

Hay muchos sabores y aromas entre los que puedes elegir. ¿Por qué no sorprender a tu pareja con un lubricante con sabor a chocolate? El lubricante puede ser otra manera de mantener la llama viva y que el sexo no se convierta en una actividad rutinaria y carente de emoción.

Puedes incluirlo, por ejemplo, en tus juegos previos. Atrévete a experimentarlo!!, será divertido seguro.

Y si estás empezando, te recomendamos que comiences con el lubricante más sencillo (sin olor ni sabores) y que a partir de ahí, vayas probando hasta descubrir qué es lo que más os gusta.

Recuerda que, al igual que con cualquier cosmético, debes probar un poquito antes de llevar a cabo la actividad sexual para ver cómo reacciona a tu piel.

Título

Ir a Arriba