• ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

    Caine Vibrador Anal – Azul

    34,00 

PLUGS DE CALIDAD A UN PRECIO SIN COMPETENCIA

¿Te gusta el sexo anal? ¿Estás pensando en probarlo por primera vez?

Entonces los plugs son tu juguete sexual. Similares a los dildos o consoladores, los plugs son juguetes más anchos y de menor tamaño. Están específicamente diseñados para estimular la zona del ano y el recto. Como con cualquier juguete erótico, existen plugs de múltiples formas y materiales (plástico, silicona, metal, etc.). Sin embargo, se caracterizan por asemejarse a un cono; con una parte más estrecha que se acomoda al esfínter anal y una más ancha que evita que el juguete se introduzca por completo.

Puede que te sorprenda, pero los plugs no son un invento reciente. ¡Para nada! Fueron creados en 1892. Pero, si ya de por sí existe un gran tabú en todo lo relacionado con el mundo sexual, este tabú es incluso mayor para el sexo anal. Es importante informarse bien antes de probar nada nuevo, ya que no mucha gente sabe que la práctica del sexo anal (si no se lleva a cabo con precaución y conocimiento) puede favorecer la transmisión de enfermedades sexuales. ¡Pero no te preocupes! Aquí te contamos todo lo que debes saber para disfrutar del sexo anal sin riesgo alguno.
¡CLAVES PARA PRACTICAR EL SEXO ANAL!
1. Utiliza un condón
Especialmente si no estás seguro al 100% de que la persona con la que estás no está libre de ninguna enfermedad sexual, para evitar pillar o transmitir ETS. En el caso de los plugs, también se recomienda recubrirlos con un condón para mantenerlos limpios y libres de posibles restos. Y recuerda, ¡nunca compartas tu juguete sexual y asegúrate de limpiarlo tras su uso!
2. Utiliza lubricante.
Ya sea con o sin el plug, es extremadamente importante el uso de lubricante (mejor si es de silicona ya que es más duradero – a no ser que el plug también sea de silicona). Esto se debe a que no existe lubricación natural en la zona del ano. Y sin lubricante el sexo anal puede ser muy molesto e incluso doloroso.
3. Comienza despacio.
Al principio, al igual que con el sexo vaginal, experimentarás una sensación rara, de invasión. Es esencial empezar poco a poco para darle tiempo al cuerpo a que se acostumbre. Los plugs son la opción ideal para las personas que se estén iniciando en el mundo del sexo anal. Y una vez tengas más experiencia ¡atrévete a probar otros tipos de plugs y formas para descubrir nuevas sensaciones!
4. Olvídate de cualquier connotación negativa.
El sexo anal es una práctica muy común, pese a que no se hable mucho de él. No reprimas tu curiosidad por lo que otros puedan pensar o por cualquier tipo de culpabilidad subconsciente que puedas sentir. El sexo anal es un acto completamente natural y no estás haciendo nada malo.
5. Lo más importante: DISFRUTA.
Aunque el sexo anal se suele asociar con las relaciones homosexuales, todo tipo de parejas pueden encontrar placer en esta actividad. El ano es una zona de alto placer.

Te recomendamos hacerte con un plug cuanto antes para ver lo que te estás perdiendo. Eso sí, ¡siempre que te sientas cómod@ y preparad@ para dar el paso!

Título

Ir a Arriba