• ¡Oferta!

    Intimax Corset Irene – Rojo

    19,99 
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

    Le Désir Body de Malla Negro

    12,71 
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

    Le Désir Merry BabyDoll

    30,00 
  • ¡Oferta!

    Le Désir Merry BabyDoll

    30,00 
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

LENCERÍA Y DISFRACES


La ropa puede ser un arma poderosa. Ya sea un traje, un bikini, un jersey o un abrigo, a todos nos gusta llevar ropa que nos siente bien. Y la ropa interior no es la excepción. ¿Por qué tantas mujeres compran lencería, medias y tangas delicados y sexys? Estás muy equivocad@ si piensas que lo hacen por su pareja. ¡Para nada! Y aunque es verdad que en parte a todos nos gusta que nos admiren, sentirnos deseados, cuando una mujer u hombre compra lencería lo hace por ella o él.

¿Qué hablar de los disfraces? Un disfraz permite ponerte en la piel de otra persona, crear una historia detrás de tu encuentro sexual. Encontrarás los disfraces más sexy que te permitan jugar con los roles y entrar en un mundo de fantasia.

EL REFLEJO EN EL ESPEJO

Nos dicen que la belleza está en el interior y que el físico no importa. Sin embargo, para sentirnos seguros necesitamos que nos guste la mirada que nos devuelve el espejo. No siempre es fácil sentirnos a gusto en nuestra propia piel. ¿Quién no tiene complejos? Por suerte, la lencería o un disfraz erótico hará que te sientas poderosa, seductora y sexy. PRECIOSA. Con energía para comerte el mundo. Para ser quien quieras ser.

TU LENCERÍA Y TU

No todas las prendas de lencería son cómodas. Puede que te preguntes, ¿merece la pena “sufrir” si nadie me va a ver en ropa interior? Lo creas o no, es muy común llevar ropa sexy con el único objetivo de sentirse fuerte y lista para afrontar el día. Es una manera de ganar confianza. Puede que nadie más que tú sepa que la llevas, ¡pero con eso es suficiente! Mira el caso de la pandemia; tras tantos meses en casa sin necesidad de arreglarnos, a veces nos ponemos guapos aunque no vayamos a salir, ¡tan solo para volver a sentirnos sexys una vez más!

UNA BONITA SORPRESA

Que compres ropa interior sexy por ti no quiere decir que tu pareja no pueda disfrutarla también. ¡Al contrario! Las medias, tangas, sujetadores y el resto de conjuntos de lencería pueden ser una buena forma de probar cosas nuevas, de darle un enfoque diferente a la relación o recuperar la emoción del principio. La vista es una parte muy importante del sexo. Muchas veces una mirada abrasadora vale más que cualquier contacto. Pero el tacto no se queda atrás. No hay nada como la sensación de la lencería deslizarse por tu piel. El contacto liviano de unos dedos y la lenta y tortuosa exploración de tu pareja hasta que la lencería acaba tirada en el suelo. ¡Sabrás si has escogido la prenda adecuada si no duras mucho con ella puesta!

En conclusión, es importante elegir algo que realmente te guste. No trates de compararte con modelos o personas de revista. Céntrate solo en ti. En tus gustos y en lo que crees que te favorecerá. ¡Hay lencería para todo el mundo! ¡Seguro que encontrarás tu conjunto perfecto! Y no tiene por qué ser a la primera. Con la práctica, descubrirás qué es lo que te resulta más cómodo y qué prendas en concreto te hacen sentir sexy y poderosa. Por otro lado, es bueno arriesgarse de vez en cuando y probar estilos que nunca pensaste que te podrían llamar la atención. No te cierres y digas “esto no me representa, es para alguien más valiente”. ¿Quién te dice que tú no puedes ser esa persona?

Título

Ir a Arriba