• ¡Oferta!
  • ¡Oferta!


LIGUEROS Y MEDIAS


¿Estás pensando en comprar medias y/o ligueros y no estás segura? ¡Entonces has venido al lugar indicado! Échale un vistazo a todos los beneficios de estas maravillosas y seductoras prendas y ya verás como se despejan todas tus dudas. Y es que llevar ligueros y medias son todo ventajas. Ayudarán a aumentar tu autoestima y a sentirte sensual, femenina y poderosa.

LAS MEDIAS O PANTYS

Existen medias de todos los colores y diseños. Las más comunes son las medias transparentes (color carne) o negras. ¡Son ideales para mantenerte calentita! Quizás no tanto como unos leotardos gorditos, pero bastante más que unas piernas al descubierto. ¡Y no hablemos de las noches de fiesta! Cuando llevas vestidos cortos y ajustados, ¡el frío puede convertirse en una verdadera pesadilla!

Por otra parte, le dan un color muy bonito a tus piernas. Cubren todas las imperfecciones. ¿Que no quieres depilarte? ¡No se ve ni un pelo! ¿Que te has caído y te han salido moretones o tienes heridas? ¡Nadie tiene por qué enterarse! Además, la mayoría de nosotras no tiene una piel uniforme. Nuestra dermis es muy sensible a los cambios de temperatura y a los diferentes factores ambientales. Es normal ver tus piernas rojas, blancas y moradas, ¡todo al mismo tiempo! Las medias crean una sensación de uniformidad muy favorecedora.

Eso sí, es importante encontrar medias cómodas y resistentes. ¡No hay nada peor que tener una carrera en los pantys!

LOS LIGUEROS

Los ligueros surgieron hace siglos como sustituto del incómodo y rígido corsé que las mujeres utilizaban en la antigüedad. Es decir, tenían (y siguen teniendo) una función práctica: sujetar las medias o pantys por encima de las rodillas. Pero en la actualidad son mucho más que eso. Se han convertido en una de las prendas de lencería más sexys que te puedes encontrar.

Los ligueros estilizan tu cuerpo. ¿Cómo? Resaltan una de las partes más eróticas del cuerpo femenino: la cintura. Esta parte suele estar cubierta de bordados, encajes u otro diseño igualmente sensual. Por otro lado, las tiras que salen de la cintura y bajan hasta los muslos (tanto por delante como por detrás), crean la sensación de unas piernas más largas y finas. ¡Te harán parecer más alta!

Pero todo esto es geometría y estructura visual. ¿Quieres saber de dónde sale verdaderamente la magia? Del deseo prohibido. Está en nuestra psicología querer lo que no podemos tener, lo escondido. Los ligueros te darán poder y seguridad. Pero a tu pareja le causarán deseo. La lencería es sexy porque esconde (de una forma traviesa y desvergonzada) las partes de tu cuerpo que tu pareja más desea. Y ese “en la punta de mis dedos pero todavía no es mío” es lo que crea tanta excitación.

Esto puede dar pie a nuevas formas de diversión durante el sexo. Por ejemplo, ¿tu pareja quiere deshacerse de las medias? Entonces tendrá que ganárselo de alguna forma. La ropa juega un importante papel en los preliminares de toda actividad sexual. Y si lo preparas bien, ¡puede llegar a ser muy divertido!

Título

Ir a Arriba