Es un hecho que la lencería sexy nos encanta a todos, y a cada quien le gusta por razones distintas. No obstante, tanto para hombres como para mujeres constituye un ingrediente que adereza las relaciones sexuales, ya que potencia la sensualidad y deja muchas cosas a la imaginación… al menos de momento.

La oferta en ropa interior sexy es muy nutrida, al punto que existen numerosas marcas, modelos, precios y colores en los que puedes encontrar este tipo de lencería. Así que si deseas conocer por qué nos gusta tanto la lencería sexy a todos, quédate con nosotros y sigue leyendo este artículo que hemos preparado para ti.

¿Por qué a los hombres les gusta la lencería sexy?

De acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Concordia en Montreal, Canadá, se ha determinado que la lencería sexy seduce y estimula a los hombres. Gonzalo Quintana Zunino, uno de los autores del estudio, establece que esta clase de ropa interior se asocia con una experiencia sexual grata, además que forma parte del erotismo.

Lo que les llevo a esta afirmación en este estudio, es su análisis intensivo del comportamiento de las ratas. Estos científicos evidenciaron que los roedores relacionan la ropa con el sexo, y que gustan de aparearse con hembras vestidas. Luego de condicionar a las ratas macho por mucho tiempo a tener relaciones sexuales con hembras que llevaban alguna prenda de vestir, estas se aparearon con éxito.

Según este estudio se concluye que el uso de lencería tiene la misma reacción en los varones humanos. Pudiese tratarse de una señal automática de condicionamiento como la que experimentaron los perros de Pávlov, comenta Gonzalo Quintana. En resumidas cuentas, los hombres han aprendido a entender que cada vez que su pareja lleva ropa interior sexy, se dispara una señal que los predispone a tener relaciones sexuales.

¿Por qué les gusta a las mujeres la lencería sexy?

Muchos hombres concuerdan en que no son ellos los que conquistan sino las mujeres. Y en el terreno sexual, las mujeres tienen todas las de ganar gracias a su naturaleza seductora, ejerciendo un efecto poderoso en los hombres. Esto en buena parte se debe a la lencería sexy, pero las mujeres en este caso han aprendido a extrapolar el uso de esta lencería hacia otros ámbitos que no tienen que ver con el sexual.

Para entender mejor, hablemos de historia. En el transcurso de los siglos, las mujeres han usado lencería de muchas formas distintas. Los corsés estuvieron de moda por mucho tiempo, y las mujeres los utilizaban para lograr esa deseada figura de reloj de arena. Era increíblemente incómodo usarlo, poco sano y muy restrictivo.

En la actualidad a las mujeres les encanta la lencería sexy por la manera en que se acomoda a su piel y por el modo en que las hace sentir sobre sí mismas. Sin embargo, estas prendas aún se usan para mejorar ciertos defectos que las mujeres consideran ocultar. Por ejemplo, las bragas tipo control sirven para aplanar el vientre y destacar las nalgas.

  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!
    OFERTA
  • OFERTA

Las mujeres que tienen senos pequeños usan sujetadores push up o acolchados para aumentar el volumen del busto o permitir que la ropa se vea mejor en ellas. Cuando una mujer viste lencería sexy y se mira en el espejo, generalmente le gusta lo que ve. Por ello sigue comprando estos productos, en especial si se aproxima ese encuentro amatorio que tanto esperan.

¿Por qué les gusta a ambos?

Tanto hombres como mujeres compran lencería sexy, y son quizás los regalos más frecuentes del día de los enamorados. Si eres hombre y deseas comprarle ropa interior sexy a tu pareja, es preferible que vayas con ella para que no haya decepciones. Y tú ¿cómo disfrutas de la ropa interior sexy? Háznoslo saber a través de los comentarios.