Los juguetes sexuales constituyen el complemento que necesitas para autosatisfacerte, seas hombre o mujer, en especial si deseas probar cosas nuevas. Los succionadores de clítoris son juguetes eróticos que han adquirido gran relevancia últimamente, ya que puedes usarlos si vives solo o en pareja, durante los prolegómenos o en el acto sexual.

Si sabes aprovechar el potencial de los succionadores de clítoris, ciertamente podrás disfrutar de una relación sexual satisfactoria. Pero si no sabes usarlos, es probable que te decepciones, sobre todo si tenías ciertas expectativas. No obstante, estos succionadores son fáciles de utilizar, por lo que te recomendamos tener paciencia a la hora de aprender y en este artículo te explicamos cómo usar los succionadores de clítoris.

¿Cómo funciona este juguete sexual?

A menos que te hayan enseñado cómo se ven los succionadores de clítoris o lo hayas usado antes, lo usual es que no sepas cómo utilizarlo. Por lo tanto, es probable que cuando abras el empaque, estés lleno de preguntas. Este aparato es capaz de crear ondas vibratorias y estimular el clítoris sin tocarlo, por lo que se crea cierta succión en este órgano.

Esta succión, en combinación con las ondas vibratorias, incrementa el flujo de sangre en el clítoris y aumenta las sensacionales placenteras. Para aprender a usar este juguete sexual, lo primero que debes hacer es encontrar tu propia comodidad. Es probable que requieras de un periodo para prepararte y acostumbrarte, especialmente durante las primeras veces.

Claro que, la sensación es más placentera si estás muy excitada. Lo esencial en estos casos es que te sientas lo más cómoda posible. Por supuesto, en el mercado existen versiones masculinas para que los hombres disfruten también de esta experiencia. Independientemente de la marca, todos los succionadores de clítoris funcionan más o menos igual.

¿Cómo usar los succionadores de clítoris?

Solo tienes que presionar el botón para encenderlo y ajustar la potencia. Luego descubrirás que la parte de la ventosa posee un orificio redondo que debes ubicar sobre el clítoris. En la vagina no se inserta nada, y tampoco el clítoris debe tocarse directamente. Es cuestión de poner el succionador encima, y eso es todo.

Se recomienza comenzar con una potencia suave e incrementar sucesivamente las velocidades, pues de lo contrario si golpeas el clítoris a la máxima potencia puedes provocar molestias. El clítoris es un órgano muy sensible, y por ello se debe tratar con delicadeza. Siéntete libre de regular los niveles del succionador, de modo que encuentres la posición más cómoda.

En la medida que logres dar con tus posiciones predilectas, poco a poco comenzarás a experimentar placer y finalmente el orgasmo. Es fundamental que limpies el succionador de clítoris antes de guardarlo, por lo que tienes que lavarlo con agua y un jabón suave, y dejarlo secar en un lugar fresco y seco.

  • ¡Oferta!

    Satisfyer Pro 2 Edición 2020

    29,00 
  • ¡Oferta!
  • ¡Oferta!

    Satisfyer Pro 3 + Edición 2020

    35,01 
  • OFERTA

¿Puede usarse en pareja?

Según estadísticas, el 50% de las parejas usan los succionadores de clítoris con frecuencia durante su vida diaria, además de afirmar que son muy seguros. Si bien es cierto que estos juguetes eróticos se usan a solas, se pueden idear técnicas para utilizarlos en pareja antes o durante la actividad sexual.

Comprar juguetes sin forma fálica es una buena forma que las parejas se inicien en su utilización, así que te sugerimos que los uses en posiciones donde la succión y estimulación sean lógicos, como en la posición del misionero e incluso en la posición de perrito. El succionador además se puede pegar al clítoris durante el coito.

También se pueden estimular los pechos, y además se puede usar el succionador en la tina o en la ducha, ya que su diseño lo hace resistente al agua. Puede usarse también durante el sexo oral en velocidad mínima. Si has usado antes succionadores de clítoris, escríbelo en los comentarios.