Una vieja historia de la mitología clásica nos habla de Pigmalión. En forma resumida su historia es la siguiente: Un escultor crea una estatua con la forma de una hermosa mujer. Es tan bella que se enamora de ella, reza para que se convierta en realidad, se le concede su deseo y vive feliz para siempre.

Ese cuento ha sido reimaginado innumerables veces desde su publicación inicial en el año 8 d.C., en la obra épica Las Metamorfosis del poeta romano Ovidio. Ese argumento es la génesis de historias tan conocidas como Frankenstein, Pinocho, My Fair Lady y hasta de películas como “Alguien como tú” de 1999.

Como vemos, el amor de hombres y mujeres por las figuras inanimadas no es nuevo. Las dolls para hombres y mujeres actuales en realidad responden a anhelos y fantasías que los seres humanos hemos tenido desde siempre. Y no hay nada de malo en eso.

Muñecas para todos los gustos y necesidades

Aunque algunos asocien las muñecas a la soledad, actualmente esto está lejos de la realidad. Hombres y mujeres casados en busca de un menage a trois libre de complicaciones también se pueden beneficiar de comprar dolls sexuales.

De hecho, las razones para tener muñecas pueden ir mucho más allá de lo sexual. La tela y el plástico han dado paso a modelos de silicona hiperrealistas, que pueden ser acompañantes ideales para personas que han elegido la soledad, o que simplemente carecen de la energía o las habilidades para crear y mantener relaciones humanas.

Muchas personas les asignan nombres, cualidades e historias a sus dolls. A veces, los propietarios de las muñecas comparten fotos en grupos especializados, en las que posan con sus muñecas o muñecos, y comparten historias ficticias sobre aventuras con ellas o ellos.

¿Cómo se fabrican las dolls sexuales realistas?

El proceso real comienza con un artista que dibuja y diseña una atractiva muñeca. A veces, los moldes se basan en personas reales. Luego, a través de un complejo proceso, se obtienen moldes que servirán para vaciar el material exterior de la muñeca, que normalmente es TPE o silicona.

El TPE (elastómero termoplástico) y la silicona son materiales ideales para construir las dolls para hombres y mujeres. No solo proporcionan una gran sensación y textura realista, sino que imitan la respuesta de la piel humana al calor.

Algunas partes de la muñeca son más suaves que otras, y el secreto de los fabricantes está en lograr que imiten a la perfección las sensaciones de un cuerpo humano. Las articulaciones y los sistemas de calentamiento terminan de completar el realismo de lo que puede considerarse como una obra de arte.

  • OFERTA

Y el realismo no es solo externo, pues los orificios de penetración están diseñados para el disfrute pleno del propietario. El proceso de fabricación de una muñeca sexual lleva varios días y un montón de habilidades, para que el cliente pueda disfrutar su elección por muchos años.

Muñecas inflables vs. muñecas realistas

Como las muñecas realistas se han vuelto más y más populares surge la duda de cuán diferentes son de las muñecas inflables tradicionales. Lo cierto es que son dos productos completamente diferentes.

La muñeca realista está fabricada para imitar lo más perfectamente posible el volumen, elasticidad, coloración, tacto y temperatura del cuerpo humano. A diferencia de las muñecas inflables, que solo utilizan una piel plástica y que necesitan inflarse para obtener una forma utilizable.

Por supuesto, esto tiene un impacto en el costo, pero también en el tipo de placer que pueden brindar las dolls para hombres y mujeres. Una muñeca realista te permite jugar a tratarla como tu amante, además de brindar mucho mayor placer visual que una muñeca inflable.