Las muñecas realistas o muñecas sexuales se han convertido en una alternativa para quienes viven solos y los que desean probar cosas nuevas en lo sexual. Algunos suelen usar estas muñecas cuando ya su pareja no les atrae, pero eso ya es otro tema. Las muñecas sexuales eran bastante simples cuando surgieron, ya que eran inflables, solo servían para complacer cualquier antojo sexual, y si no daban para más, se desechaban.

Las muñecas sexuales de hoy están elaboradas en silicona, vienen con ropa, y reaccionan a diferentes estímulos cuando las tocas. La idea es que las muñecas realistas sean lo más parecidas a mujeres (u hombres, según sea el caso) para que quien las tiene no se sienta solo y pueda experimentar mejor con ellas. En este artículo te mostramos una guía para usar muñecas realistas.

¿Cómo usar correctamente tu muñeca realista?

Usa lubricantes base agua

Cuando uses dolls realistas, es importante que uses una cantidad generosa de lubricante, pero no cualquier lubricante. Generalmente las muñecas sexuales están fabricadas con silicona, por lo que, si usas un lubricante con base de silicona corres el riesgo de dañar tu sexdoll. Por ello, te recomendamos que uses con tu muñeca un lubricante base agua.

Debes saber que, si tienes sexo con tu muñeca sin lubricante, puedes generarle daños en la carne sintética, tal y como sucede cuando tienes relaciones con una mujer y esta no ha lubricado lo suficiente. Omitir el lubricante con tu muñeca hace que esta tenga una vida más corta, por lo que debes usar lubricantes de base agua tanto para muñecas de TPE como de silicona.

No compartas muñecas realistas con nadie

Es común que algunas personas compartan su muñeca sexual, ya sea por medio de orgías, tríos o cualquier otra práctica. No obstante, es mejor que no prestes tu muñeca a otros, ya que esto equivale a que tengas sexo sin protección con la persona que compartes tu sexdoll. Comparte tu muñeca siempre que la otra persona use un condón o tengas mucha confianza con esa persona.

Expertos opinan que jugar con muñecas realistas debería ser una práctica que se realice en control, con relación a seguridad médica. Y es que debes pensar que compartir tu muñeca sexual con otros sin protección puede ser una práctica negligente.

Limpia tu muñeca realista luego de utilizarla

Cuando uses tu muñeca sexual, es fundamental que la mantengas limpia. Y es que con el transcurso del tiempo las bacterias se acumulan dentro de tu muñeca, en especial si has eyaculado o si otros fluidos se han depositado dentro de ella. Algo que debes hacer, para no perder demasiado tiempo con el aseo, es usar condón para tener relaciones con tu muñeca.

Limpia todas las aberturas de tu muñeca para que se conserve en buen estado, de preferencia con agua y jabón. Si deseas higienizarla, límpiala con fragancias que no sean demasiado perjudiciales para su carne sintética. Guarda tu muñeca realista en un lugar fresco y seco, al igual que lo haces con cualquier juguete sexual.

  • OFERTA

Ubica a tu muñeca realista en la posición más adecuada

En el momento que elijas una posición para tu muñeca sexual, considera que cualquier pose complicada puede afectar el esqueleto interno de la misma, en especial si mantienes esa postura por mucho tiempo. Cuando termines de utilizar tu muñeca realista, guárdala en una posición natural hasta la próxima ocasión que desees usarla. De este modo tu sexdoll estará lista siempre para cumplir tus deseos y fantasías.